YO QUIERO SER UN PASTOR

Por Robert J. Lee

Anastasis Productions

(una traducción y adaptación traducido a espaņol por Jorge Pierola)


Secretaria 1.

Buenos días, señor. Bienvenido a Guía Vocacional. ¿Cómo le puedo ayudar?


Señor Cervantes.

¿Es esta una agencia de empleos?


Secretaria 1.

Si señor. Ciertamente que lo es. Ahora, ¿Qué campo de carrera tenía en mente? o ¿está usted interesado en nuestro sistema de búsqueda vocacional?


Señor Cervantes.

No. Eso no va a ser necesario. Se exactamente lo que quiero hacer.


Secretaria 1.

Bueno. Usted es un hombre de decisión. Eso nos gusta mucho. Entonces, ¿qué área de trabajo ha decidido seguir? Y cómo le podemos ayudar?


Señor Cervantes.

Bueno. Yo quiero ser un pastor, y todo lo que deseo saber es qué hacer para ser un pastor.


Secretaria1.

Perdóneme. No le entendí bien. Pensé que usted dijo que quiere ser un pastor.


Señor Cervantes:

Correcto.


Secretaria l.

Dice usted que es correcto que le entendí mal.


Señor Cervantes.

No. Lo que dije es que quiero ser un pastor.


Secretaria 1.

Um. Esto es algo fuera de lo normal. Nunca tuvimos alguien con esa petición hasta ahora.


Señor Cervantes.

¿Usted quiere decir que no puede ayudar?


Secretaria 1.

No. No quise decir nada de eso. Solo que vamos a tener que ir fuera de nuestros formularios normales. Por favor, deje que tome algunas notas. Primero, cuál es su nombre?


Señor Cervantes.

Miguel Cervantes.


Secretaria 1.

Muy bien. ¿En qué denominación está interesado?


Señor Cervantes.

No se. No había pensado en eso. Quizá eso no importa.


Secretaria 1.

Bien. ¿Tiene usted preparación en un seminario?


Señor Cervantes.

No.


Secretaria 1.

¿Es su padre un pastor?


Señor Cervantes.

No.


Secretaria 1.

¿Están algunos en su familia en el ministerio?


Señor Cervantes.

No.


Secretaria 1.

¿Algún pastor le ha aconsejado en esta decisión


Señor Cervantes.

No.


Secretaria 1.

Bueno. ¿le busca la gente para que les guíe espiritualmente?


Señor Cervantes.

(Pausa como que si recuerda una respuesta affirmativa) No.


Secretaria 1.

Puede decirme ¿en qué iglesia se congrega usted?


Señor Cervantes.

¿Congrega?



Secretaria 1.

Si. Asiste. Va. Pertenece. Donde adora. ¿usted va a la iglesia, verdad?


Señor Cervantes.

No.


Secretaria 1.

Un momento. ¿Usted quiere ser un pastor?


Señor Cervantes.

Si.

Secretaria 1.

Pero ¿no va a la iglesia?


Señor Cervantes.

No.


Secretaria 1.

¿Ha estado en una iglesia alguna vez?


Señor Cervantes.

He estado en algunas bodas.


Secretaria 1.

Ha estado en algunas bodas. Señor Cervantes, por favor ¿puede decirme cómo recibió usted el llamamiento?


Señor Cervantes.

¿Llamamiento?


Secretaria 1.

Si. El llamado. Usted sabe, una señal del Cielo, Un mensajero angelical, la Voz Quieta, una visión, un sueño, un escrito en la pared. Una ¡ZARZA ARDIENTE!


Señor Cervantes.

Bueno, no. No creo. Yo …


Secretaria 1.

Señor Cervantes,¿puede usted decirme una cosa, por favor?


Señor Cervantes.

Desde luego.


Secretaria 1.

De todas las carreras, ¿por qué quiere usted ser un pastor?


Señor Cervantes.

Dos razones muy importantes. Primero, uno viste trajes buenos.


Secretaria 1.

Buenos trajes.


Señor Cervantes.

Oh, si.


Secretaria 1.

No se si debo preguntarle la segunda razón.


Señor Cervantes.

No estoy seguro cómo decirlo de tal manera que que suene correcto.


Secretaria 1.

Trate de decirme.


Señor Cervantes.

Bueno, es… fácil.


Secretaria 1.

¿Qué?


Señor Cervantes.

Claro que si. Ellos trabajan solo un día a la semana. Todo lo que tienen que hacer es hablar por una hora más o menos. Luego dan la mano a la gente y se van a casa. Estoy sorprendido que no tengan una línea de gente alrededor de la cuadra tratando conseguir esos trabajos.


Secretaria 1.

(Lo mira sin poder creer)


Señor Cervantes.

Entonces, ¿qué necesito hacer?


Secretaria 1.

(Respira muy profundo) Recomendamos a todos nuestros clientes a pasar uno o dos días observando a alguien en su carrera escogida para asegurarse de saber en que consiste ese trabajo. Yo se de una iglesia apropiada donde usted puede aprender acerca de la vocación que usted ha escogido. Aquí está la dirección. (Le entrega un papel)


(El Sr. Cervantes camina al otro lado del escenario donde están sentados la secretaria 2 y el Hombre 2 ya están sentados)



Secretaria 2.

(Hablando por teléfono) Gracias por llamar a la Iglesia Río de la Vida. ¿Cómo puedo servirle? (Pausa) No, el Pastor José no está; está estudiando para preparar su sermón del miércoles. (Pausa). Si, le voy a decir que usted le llamó. Gracias. Tenga un día muy bendecido. (Se vuelve al Hombre 2). Siento mucho que tuvo que esperar. ¿A quién quería ver?


Hombre 2.

Tenía una cita con el Pastor Guillermo.


Secretaria 2.

Oh, si. El Pastor Guillermo dijo que usted vendría. Me dijo que si usted pudiera esperarlo unos cinco minutos. En este momento está con un hombre que vive bajo un puente y le está ayudando a seguir al Señor. Me pidió que usted le disculpe por hacerlo esperar.


Hombre 2.

Oh, no hay ningún problema. Eso es ciertamente más importante de la razón de mi visita. Ya que estoy aquí, ¿está disponible el Pastor Alfredo?


Secretaria 2.

Temo que no, al menos no por una hora. Fue a la tienda de reparación de computadoras para comprar un programa de network. El es nuestro Pastor de Computadoras como le llaman los niños.


Hombre 2.

¿Y el Pastor Benjamin?


Secretaria 2.

Siento mucho. Ahora mismo está en el hospital…


Hombre 2.

Oh, no. ¿Qué le está pasando?


Secretaria 2.

No. El no está EN el hospital; el está en el hospital visitando a la mamá de alguien en la congregación. Tiene que regresar a su otra oficina. El tiene un trabajo secular como usted sabe.


Hombre 2.

Oh. No sabía eso. Está bien, estoy seguro que el Pastor Guillermo ya llegará. Voy a esperar.


Secretaria 2.

Ahora. Usted debe ser el Señor Cervantes.



Señor Cervantes.

Ah, si, ¿cómo sabía?


Secretaria 2.

Oh, la señora de la agencia Guía Vocacional llamó y me dijo que usted venía. ¿Así que usted quiere ser un pastor?


Señor Cervantes.

Oh si. Pienso que… Eso es…


Secretaria 2.

Lamentablemente la mayoría de nuestros pastores no están disponibles en este momento. El único que está en la iglesia es el Pastor Jaime.


Señor Cervantes.

¿Puedo verlo?


Secretaria 2.

¿Tiene usted una llave ajustable de mecánico?


Señor Cervantes.

¿Una llave ajustable?


Secretaria 2.

El dejó instrucciones que no lo molestemos a no ser que la persona esa clase de herramienta. Ahora mismo está debajo de nuestro autobús La Comisión del Maestro trabajando en la transmisión.


Señor Cervantes.

Voy a dejar pasar eso.


Secretaria 2.

Siento mucho que ninguno de nuestros pastores esté disponible para estar con usted hoy día. ¿Quisiera que le de un lista breve de algunas de sus responsabilidades?


Señor Cervantes.

Eso sería muy amable, si usted no tiene no tiene inconveniente.


Secretaria 2.

Para empezar, todos nuestros pastores tienen responsabilidades de consejeros, también un tiempo en oración y estudio. Tenemos al Pastor Benjamín, nuestro pastor de atención a necesitados. También toma mucho tiempo visitando a los enfermos y los que están falleciendo en hospitales o sus hogares. El es el encargado de organizar los grupos pequeños de nuestra iglesia y también de la enseñanza de clases de liderazgo.


Hombre 2.

Sin mencionar su trabajo secular.


Secretaria 2.

Luego tenemos al Pastor Roberto, nuestro Pastor Administrador. El supervisa el presupuesto de la iglesia y, como si eso no fuera suficiente, también toma tiempo para preparar materiales de estudio para las clases que él enseña.


Hombre 2.

También es el que supervisa a cada uno de las empleados de la iglesia.


Secretaria 2.

Así es. Y siempre está listo a dirigir a cualquiera en los caminos del Señor. El Pastor Andrés es nuestro pastor a los niños.


Secretaria 1.

y


Hombre 2.

(Juntos) Ya basta.


Secretaria 2.

El conduce un salón lleno de niños dos veces cada domingo, sin decir que supervisa a los maestros de todas las clases de la Escuela Dominical y el material necesario. También oficia matrimonios.


Hombre 2.

Y no olvidemos las cuestiones de las computadoras. Y de la noche de vigilia. No creo que se ha recuperado todavía.


Secretaria 2.

El Pastor Jaime trabajo con los adolescentes y también dirige el programa La Comisión del Maestro. Siempre están ocupados en varios programas de alcance a la comunidad ya sea en una escuela o en un hogar de acianos. Oh, ya dije que también trabaja en el autobús.


Hombre 2.

Y todas las bodas que oficia.


Secretaria 2.

Luego tenemos al Pastor Moisés. Es responsable de pastorear a la congregación de 1,500

Invierte un sin número de horas en oración y estudio para preparar tres sermones diferentes para cuatro cultos en la semana. Y como el es líder, su escritorio es donde llegan todas las quejas. El lleva el peso de todas las críticas de dentro y fuera de la congregación. También tiene que aconsejar a gente difícil.


Hombre 2.

Si, como las de la Hermana Buscapleitos.


Secretaria 2.

Cuidado. No debemos ser chismosos, ¿verdad? Como todos los pastores, él es el ejemplo de un buen esposo y padre que la congregación desea seguir. Y también, como el resto de los pastores, se esmera diligentemente en mantener los más altos niveles de integridad.


(El Señor Cervantes se ha retirado hacia la otra oficina)


¿Señor Cervantes? Ahora, ¿dónde está el Señor Cervantes?


Secretaria 1.

Oh, Señor Cervantes. Ya regresó. ¿Cómo le fue en en su visita a la iglesia? ¿Aprendió acerca de ser un pastor?


Señor Cervantes.

Creo que he cambiado mis planes. Creo que voy a buscar algo que sea menos estresante, como domador de leones, astronauta. Si. Ellos solo dejan que las computadoras lo hagan todo. O quiza…

Anastasis Productions Logo
Back to Scripts Page